Fröebel cube. Solución para un baño reducido. Nodopía
16603
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16603,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-1.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.1,vc_responsive
 

Fröebel Cube

Segundo Premio Concurso Cevisama 'Baños en espacios reducidos'

Baño en Habitación. Nodopía Arquitectura y Diseño

Baños en espacios reducidos

La contínua subida del precio de la vivienda así como los cambios de hábitos, en concreto de la juventud, han provocado la proliferación actual de “minipisos”; el reto consiste en cubrir las mismas necesidades en espacios mucho más reducidos. Hacer acogedor y funcional un espacio tan limitado requiere, muchas veces, renunciar a las construcciones y distribuciones tradicionales. ¿Qué pasaría si renunciáramos al cuarto de baño tradicional aislado, oculto del resto de la vivienda? ¿Son realmente necesarias las 4 paredes que esconden actualmente nuestros aseos? ¿Podría convertirse el cuarto de baño en un mueble más, en un elemento más de nuestra vivienda, visible y elegante? Ganaríamos de esta manera espacio real y visual en nuestro hogar.

Si analizamos los aparatos sanitarios fundamentales de un aseo, es decir, inodoro, ducha, y lavabo, observamos que los tres funcionan a alturas diferentes. La superficie superior de un inodoro normal está a unos 0.40 m, la del lavabo a 0.90 m, y la ducha a 2.20 m. Por otro lado, el hueco de una ducha normal (de 0.80 x 0.80 x 2.20 m), prácticamente 1.5 m3, se convierte en espacio desaprovechado cuando ésta está en desuso. A partir de esto, y colocando los 3 sanitarios en columna, llegamos al diseño de un aseo cuya superficie
en planta, cuando sólo está en uso el lavabo, es de 0.64 m2, con unas dimensiones de sanitarios cómodas y adecuadas a la normativa.

Baño en Habitación. Nodopía Arquitectura y Diseño
Baño en Habitación. Nodopía Arquitectura y Diseño

Los 3 cubos

El aseo está formado por 3 cubos superpuestos de 0.80 m de lado cada uno; en orden ascendente, inodoro, lavabo y ducha, de manera que el usuario pueda “tirar” del cubo que desee utilizar. El cubo correspondiente al inodoro se extrae 0.60 m gracias a un sistema de rodillos y guías, y a la utilización de un manguito flexible para la evacuación de resíduos. El lavabo es el único elemento fijo, pudiendo utilizarse con el aseo completamente cerrado. El cubo superior, que corresponde a la ducha, también emplea la base del conjunto, por lo que adquiere forma de C. Se extrae 0.80 m, utilizando también instalaciones flexibles en su último tramo. Además,
este último cubo, construido con cristal translúcido, contiene en su interior puntos de luz, por lo que cuando el mueble esté cerrado puede utilizarse para iluminación ambiental.

Baño en Habitación. Nodopía Arquitectura y Diseño

Cubo inferior: el inodoro

El inodoro se extrae 60 centímetros por el lado del lavabo. Junto a él, una mampara de cristal translúcido dota de cierta intimidad al usuario. Para dotar de mayor intimidad, es posible desplazar la puerta de la ducha 80 cm hacia el lado del inodoro, quedando un espacio completamente aislado.

Cubo medio: lavabo

El lavabo es el único elemento fijo del mueble. Compuesto un única pieza de porcelana rectangular con un espacio libre para los útiles de higiene diaria. Sobre el lavabo, un pequeño armario hace de almacenaje e iluminación al mismo tiempo.

Baño en Habitación. Nodopía Arquitectura y Diseño
Baño en Habitación. Nodopía Arquitectura y Diseño

Cubo superior: ducha

La ducha, en forma de C rodea los otros dos elementos, de manera que se aprovecha el hueco de la misma cuando no se está utilizando. En un hueco detrás del armario se encuentra la grifería. El plato de ducha se encuentra en el espacio inferior, a través del cual el agua es conducida hacia los depósitos de reciclado.

Baño en Habitación. Nodopía Arquitectura y Diseño

Sistema de reciclado del agua

Utilizamos un sistema de reciclaje que permite reutilizar las aguas grises procedentes de la ducha y el lavabo en el llenado de la cisterna del inodoro. El sistema está formado por 3 depósitos, en el último de los cuales se almacena el agua preparada para su nuevo uso tras haber sido filtrada, limpiada y esterilizada. Éste último depósito está conectado directamente con la cisterna del inodoro, que dispone además de otra entrada de agua procedente de la red de suministro para cuando se agote el agua limpia en los depósitos. El agua sucia es llevada al primero de ellos por medio de una bomba hidráulica de funcionamiento en seco, que se encarga también de hacerla pasar de un depósito a otro. Cuando se produzca el llenado de los depósitos, las aguas grises irán directamente a la red de alcantarillado hasta que sea posible volver a reciclarla en los depósitos.

Baño en Habitación. Nodopía Arquitectura y Diseño

Autores

Juan José Pérez Moncho
Víctor Lledó García
David Ortega Esquembre

¿Hablamos de tu próximo proyecto?

En Nodopía nos encanta abordar nuevos proyectos que supongan un reto.
Disfrutamos superando las expectativas de nuestros clientes.